En EPS no nos limitamos a comercializar software de diferentes fabricantes sino que nos gusta creer y conocer en profundidad las aplicaciones de los fabricantes a los que representamos.

Esta forma de entender el negocio nos ha llevado a una especialización según la cual las aplicaciones que distribuimos se pueden agrupar en dos grandes apartados: Automatización y estandarización y DAM (Digital Asset Management)

Automatización y estandarización

Desde nuestros comienzos, EPS ha tenido una clara focalización en el desarrollo de la utilización del PDF en las Artes Gráficas. Fuimos una de las primeras empresas que apostó seriamente por el formato PDF y como consecuencia, un poco mas adelante, pusimos todo nuestros esfuerzos en el formato PDF/X, estándar ISO que, en la actualidad, ya es comúnmente utilizado en el sector gráfico.

Paralelamente a la aceptación del PDF/X nos dimos cuenta de la necesidad de automatizar los procesos que se realizaban habitualmente si queríamos ganar en competitividad, aumentar la productividad y reducir los costes de producción. Y es en la conjunción de estos dos puntos, unos estándares reconocidos y la automatización de procesos, donde hemos centrado nuestro foco en los últimos años.

En la actualidad ya no se discute ni la necesidad de automatizar procesos ni las bondades del PDF/X. Por ello, nuestros esfuerzos están ahora volcados en otros dos estándares: el PDF/VT y el PDF/A.

El primero va a suponer, con toda seguridad, una revolución en el sector de la impresión transaccional y en la impresión de dato variable.

Respecto del PDF/A, con este formato salimos por primera vez del séctor gráfico y nos adentramos en un mercado que nos incluye a todos. El PDF/A es un estándar para archivo, un estándar que promete un formato de fichero estable con el paso del tiempo. El PDF/A nos permitirá no sólo el que podamos abrir un fichero PDF creado hoy dentro de, pongamos por caso, 30 años, independientemente del sistema operativo, ordenador o aplicación que utilicemos para entonces. Y, lo más interesante es que nos permitirá, además, visualizarlo de forma fidedigna.

Digital Asset Management

Hasta ahora, el acrónimo DAM se utilizaba sólo para la gestión de imágenes (de ahí que a las aplicaciones se las suela denominar "bases de datos de imágenes"). Pero DAM no se refiere sólo a imágenes sino a la gestión de todo tipo de ficheros, a la capacidad de organizar la información y recuperarla de una forma eficiente, rápida y sencilla.

Dado el crecimiento exponencial del número de archivos que conservamos, creamos y/o manejamos diariamente, la necesidad de soluciones de este tipo parece de sentido común. En este punto ponemos a la disposición de nuestros clientes presentes y futuros una experiencia de mas de 15 años en aplicaciones para esta necesidad.